08 Dic

El contacto visual al hablar en público

el-contacto-visual-al-hablar-en-publico

Algo tan sencillo como mirar a los ojos puede ser un problema. En ocasiones, establecer el contacto visual al hablar en público se convierte en un sufrimiento. El contacto visual al hablar en público es uno de los elementos más importantes del lenguaje corporal.

Al público le gusta que como oradores le miremos a los ojos. Esto denota seguridad. Y un ponente que quita la mirada al hablar en público a su audiencia, da la impresión de no sentirse nada seguro.

Así que, una de las claves de una presentación efectiva es el contacto ocular con nuestra audiencia. Es una de las formas más directas de establecer conexión.

 

Pero, ¿por qué es tan importante recibir del orador el contacto visual al hablar en público?

Un orador que establece contacto visual al hablar en público con su mirada se muestra a ojos de su audiencia, con confianza, honesto y sincero. Sin embargo, un orador que evita el contacto visual al hablar en público o que baja la mirada se muestra falto de seguridad, nervioso y con falta de interés con su discurso y su audiencia.

En otras palabras, la mirada expresa mucho más que palabrasPor ello, el contacto visual al hablar en público como oradores debe ser serena, afectuosa y agradable. Por lo tanto, te sugiero qué como orador, aprendas a dirigir, establecer y mantener de forma adecuada tu mirada o contacto visual al hablar en público con tu audiencia.

 

Así que, ¿como realiza el contacto visual al hablar en público el orador?

Lo primero. El contacto visual cuando entras en la sala. Saludamos al público con una sonrisa sincera y limpia.

De forma imaginaria, dividimos la sala en cuatro partes. Hacemos de forma ordenada un recorrido visual por cada una de las partes de la sala. Abarcamos con una mirada extensiva a todo el público.

De inicio, al hacer el recorrido visual por la primera parte de la sala, fijamos el contacto ocular en algunas personas de dicha parte de nuestra audiencia. Lo hacemos de forma ordenada y serena. Tanto hacia los lados como hacia el fondo de dicha parte de la sala.

Del mismo modo, hacemos con el resto de las otras tres partes en las que hemos dividido la sala. Al inicio, te recomiendo realizarlo desde tu derecha hacia tu izquierda.

 

Mantén una conversación a través del contacto visual.

 

Lo segundo. El contacto visual directo a los ojos de nuestra audiencia. Esta mirada se debe realizar entre los ojos y la boca de la persona con la que hacemos el contacto visual al hablar en público.

Aunque algunos estén a cierta distancia. Debemos lograr que sientan que están cerca de nosotros. Como consecuencia, así mostramos un interés real por dichas personas. De esta manera, es como tener una conversación con un amigo cercano. Se lo estamos contando a ellos. Estamos hablando con ellos. Por consiguiente, lograremos interés, conexión y confianza. En definitiva, con estos descubrimientos, captamos su atención.

Además, debemos tener en cuenta otra cuestión. No cometamos el siguiente error que te voy a comentar a continuación. Cuidado de hasta donde bajamos la mirada al hablar en público. Solo debemos mirar hasta la altura de la boca. No más. Porque si bajamos demasiado la mirada, y la dirigimos a otras partes del cuerpo, nuestro público sentirá que invadimos su espacio personal.  Por tanto, nuestro público podrá sentir que los estamos intimidando.

 

Lo tercero. En los silencios y mientras continuamos con nuestra charla. Procedemos igual que en el primer caso. Como cuando entramos en la sala. Recorrido visual en partes, de forma lateral y en profundidad. Pero cuidado, no lo hagamos como cuando jugamos al tenis. Sin mover el cuerpo. Girando la cabeza de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, sin parar …

“Nadie logra mentir, nadie logra ocultar nada cuando mira directo a los ojos”

Paulo Coelho

 

A modo de conclusión te diré que si tenemos en cuenta estos factores que te he comentado, el contacto visual al hablar en público será uno de los elementos del lenguaje corporal más directos que poseerás para conectar de forma eficaz con tu audiencia.

Por otro lado, hay que decir que en múltiples ocasiones no somos conscientes de estos efectos tan poderosos del lenguaje corporal. Y tenemos que tener en cuenta que nuestra audiencia en lo primero que se fija es en el lenguaje corporal, la voz, … Esto le predispone bien de forma positiva o bien de forma negativa a aceptar o no nuestro discurso. En definitiva ¿sabes ya como debe ser el contacto visual al hablar en público?

 

Finalmente quería decirte que estoy agradecido de que hayas leído este post. Espero que te haya resultado interesante. Si te ha gustado, puedes ayudarme compartiéndolo con tus amigos en tus redes sociales. Si deseas añadir algún comentario estaré encantado de leerlo.

Muchas gracias por estar ahí. Nos vemos en el próximo post.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar